La Gaceta Judicial

Año XXXIV · Número 4941
Jueves, 17 de octubre de 2019
Home Civil Violación del derecho al respeto de la vida privada y familiar del artículo 8 CEDH

Violación del derecho al respeto de la vida privada y familiar del artículo 8 CEDH

E-mail Imprimir PDF

El TEDH ha dictado sentencia en el caso R.V. y otros c. Italia (Demanda Nº 37748/13), por la violación del artículo 8 CEDH, referente al derecho al respeto de la vida privada y familiar, en el caso de los demandantes, R.V., de doble nacionalidad francesa e italiana, y sus dos hijos, D. y T., de nacionalidad italiana, nacidos en 2002 y 2004.R.V. se casó con S.M. y tuvieron dos hijos.

En septiembre de 2005, las abuelas de los menores fueron a un centro de asesoramiento y apoyo familiar de la autoridad sanitaria local, expresando su preocupación por el comportamiento reciente de R.V. y expresando que no cuidaba adecuadamente a sus hijos.

En noviembre de 2005, a raíz de la solicitud del fiscal, el Tribunal de Menores puso temporalmente a los niños al cuidado de las autoridades locales.R.V. y S.M. decidieron entonces separarse legalmente.

En una audiencia ante los tribunales, R.V. pidió la tutela de los niños y declaró que estaba preparada para ser supervisada por los servicios sociales. A petición del juez, los servicios sociales evaluaron cuál sería la solución más apropiada para el cuidado de los niños. Aconsejaron a R.V que ella junto con sus hijos se trasladaran temporalmente a una unidad residencial supervisada, se produjo en diciembre de 2005. Poco tiempo después, en 2006, la custodia de los menores fue asignada a su abuela paterna.

Posteriormente, en abril de 2007, un psicólogo designado por el tribunal emitió un informe en el que concluía que los niños estaban sufriendo daños psicológicos y que nadie en la familia cercana de los niños poseía los recursos adecuados para poder ejercer la guardia y custodia de los menores. El experto recomendó que fueran enviados a vivir sin demora con una familia de acogida y que se supervisara todo contacto con los padres. Los tribunales nacionales emitieron inmediatamente una decisión, ordenando la suspensión de todo contacto entre los padres y los niños. En agosto de 2007 los niños empezaron a vivir con una familia de acogida.

En diciembre de 2011, el Tribunal de Menores confirmó la acogida de los niños en esa familia, refiriéndose a las conclusiones del psicólogo nombrado por el tribunal en 2007.

R.V. impugnó las medidas de guarda y custodia ante los tribunales nacionales en 2008 y 2014.Basándose en el artículo 8 CEDH (derecho al respeto de la vida privada y familiar), los demandantes alegaron que las medidas de cuidado infantil y su aplicación habían violado sus derechos.

El TEDH ha concluido que, en efecto, existe violación del mencionado artículo.